7 de abril de 2014

Chaqueta Mostaza con espigas


Buenos días a tod@s!!!!
 
Esta semana os traigo un post de ganchillo!!! Como bien sabéis me encanta el crochet y es una de ésas actividades que me relaja un montón y últimamente lo he utilizado muuuuuuucho como terapia. El problema: me he lesionado la mano! jajjajaj una tendinitis! y es que ya me vale pero he estado haciendo un amigurumi, que ya os enseñaré, un cesto de trapillo y dos chaquetas! Ains, ya lo siento por los seguidores que esperaban mi sorpresa heavy pero es que con la mano así no me dado tiempo a terminar la labor!!! habrá que esperar a que se desinflame...
 
En compensación os enseño la chaqueta que sí me dio tiempo a terminar y que quedó así de bonita!!!
 
Chaqueta en color mostaza, torera, en punto cruzado
 
 
Si os acordáis, en un post anterior os dije que había comprado unas madejas de hilo de algodón Natura de DMC en color mostaza en Laredo en la tienda de mi amiga Adriana (Mmel) verdad? Pues sí es esta!  
 
Lana en hilo de algodón color Tournesol de Natura
 
 
Esta lana es estupenda para trabajar de cara al verano en chaquetitas y patucos para niños y bebés, o para hacer los archifamosos amigurumis porque no tiene pelitos! eso sí, como son varias hebras de hilos finos los que la componen al tejer tienes que tener cuidado de cogerles todos! jajjajaja un vicio!


Detalle del estampado en tonos azules y mostaza
del vestido
 

El encargo de la chaqueta fue después de un flechazo repentino de la mamá con un vestidito, bueno en el tejido, forrado y a un precio estupendo, de Zara Mini (a veces, nos sorprenden con cosas muy majas a precios muy reducidos la verdad!). Mirad que estampado tan moderno y clásico a la vez! dos tonos de azules combinados con el amarillo mostaza de las flores de campo y el verde de los tallos!
 
Elegir este color, arriesgado para niños, fue cosa muy mía la verdad. De hecho, la afortunada mamá y propietaria de la chaqueta solo vio la lana en el ovillo, y, que me perdone por publicar el post antes de la entrega, porque aún no ha visto el resultado en mano! jajjajaja menos mal que es de confianza y que mañana se la entrego!!!
Como bien sabéis, a veces, elegir un color minoritario en un estampado para un complemento, en este caso la chaqueta, hace que éste destaque, y mucho, pero sin provocar estridencias en el conjunto. Eso es lo que pasa precisamente con este color! Peeeero, además, con este tipo de vestidos, has de tener en cuenta, al tejer, dos cosas: el largo de la chaqueta, en mi caso cortita (tipo torerita), pues el vestidito es de los que permite a los nenes que empiezan a caminar moverse a gusto y en caso de poner las manos en tierra, enseñar la braguita cubrepañal; y el tipo de punto.
 
 
El vestido con braguita a juego y la chaqueta Mod. Espiga en color mostaza a juego
 
 
Si os fijáis, tanto el color como el estampado del vestido pedían algo especial, no servía un punto plano (un punto bajo en ganchillo o un punto de revés y derechas en 2 agujas) sino algo con volumen, algo que permitiera darle vida a las florecitas (muchas, pensaréis que estoy fatal pero es que me encanta compensar los volúmenes en la ropa!) y que, sin embargo, no desmereciera el estampado. Y ahí lo tenéis, un punto de espiga, cruzado en el tercer punto alto, totalmente simétrico, rematado con punto bajo en los puños de las mangas y todo el cuerpo de la chaqueta, lo que permite dale una forma un poquito más redondeada en el cuello. 
 
 
Detalle del punto de espigas, cruzado de la chaqueta
 

Para terminarlo le puse unos botones semitransparentes que iban a las mil maravillas con el tono crudo del fondo y... listo!!! Qué os parece el resultado? Se lo pondríais a vuestras niñas? Creéis que he acertado con el punto? y con el color?
 
 
Un besazo muy grande! y ya me contaréis!!
 
 
♥♥♥ Eva ♥♥♥