7 de julio de 2014

El vestido de Búhos de Amaia

Buenos días Familia!!! 

Aquí estoy otra semana más para enseñaros mis creaciones! esta vez,... un vestido! Y es un vestido un poco especial porque como bien sabéis no suelo coser para niños mayores de 3 años peeeero..., jjajajjaja, a veces, hago excepciones. El vestido que os enseño hoy es para Amaia, un cielo de niña a la que quiero como si fuera sobrina mía y que ya tiene 4 añitos!! Madre mía, como pasa el tiempo!!! 

Hace unos días, su madre y yo quedamos para charlar una rato y "de paso" comprar unas telas para hacerle algo mono para el veranito. En principio iba a ser solo el pinafore del que os he hablado en post anteriores (y que aún queda pendiente enseñaros), pero cuando vimos esta tela de búhos taaaaannnnn mona no nos pudimos resistir y la compramos. Ya veis que es de lo más sencilla del mundo! jajjajajajajj (pique de canutillo estampado con búhos en tonos azules y beige sobre fondo blanco, en algodón 100%)


Detalle de la tela de búhos elegida para el vestido por la mamá


Quedaba la cuestión del modelo, el cómo hacerlo. Y fue fácil gracias a la confianza que tenemos, pues lo único que me pidió es que "fuera trapecio, sencillo, sin puntillas ni grandes cosas, como los que tenía la niña cuando era pequeña". Dicho y hecho, me dije. 

En cuanto pude saqué el patrón, lo corté y lo monté haber cómo quedaba. Sorpresa! quedaba de lo más SOSO del mundo! Los búhos se perdían, quedaba deslavado, sin gracia, sin... nada!!!! y me dije: "pues esto lo soluciono yo!" Saqué la caja de puntillas y los lazos de muestra a alé! a darle vueltas a la imaginación! 

Como la madre no quería que fuera demasiado puesto, hube de buscar una puntilla que lo sacara pero sin ser demasiado llamativa, que no fuera el foco de atención, pero tampoco que desmereciera al centro de todas las miradas: un lazo. Ya lo había decidido. 


Detalle de la lazada en azulón


Como los colores del vestido predominantes eran los azules claritos y el beige de las alas de los búhos, al poner el entredós con el lazo al tono, quedaba demasiado formal, monísimo para poner con capota contrastada y puntillas a tope y llevar a la nena de lo más mona a una boda, justo todo lo contrario que queríamos! jajjajaj. 

Así que la decisión final fue meter un tono muy vivo, llamativo y veraniego que le diera ése toque de color y vida que tanto necesitaba la tela: Azulón!  


Vista del conjunto: puntilla, entredós ancho y lazo azulón


Para enmarcarlo con gracia, el lazo necesitaba de una puntilla muy especial, llamativa sin serlo. jajajaa Qué dificil eh? pues no! jajjaa como el entredós tenía mucho dibujito perforado la puntilla debía ser parecida pero sin caer en el clasicismo de las ondas para añoñar el modelo, así que ahí estaba: una puntilla en picos, perforada y con poco bordado. Ideal!!! 

La siguiente decisión fue sencilla, nada de cuellos! así aligeraba visualmente el vestido y le daba un poco de gracia con un trocito de nada de puntilla, metido hacia las sisas y poco fruncido en el alto de la manga para vestirle un poco más. Y ... TA - CHAN!!! 

¡¡¡EL RESULTADO!!! 


Vestido completo: trapecio, sin mangas y con puntilla central

¿Qué os parece? ¿os gusta?
 ¿os da la sensación de que ha quedado sencillo como quería la mamá pero sin caer en lo soso?
¿Un vestido que vale tanto para ir al médico como para ver a la abuela o ir al cole?

Espero vuestros comentarios! aunque ya os adelanto que tanto la mamá como la nena están más que encantadas con el resultado y que el día que se lo entregué Amaia abría unos ojos grandes y preciosos viendo el lazo! Son tan monos y expresivos que no falla cuando les gusta o no algo! Jajajaajajaj 


Un besotototototootototote!!! 

♥♥♥ Eva ♥♥♥