6 de septiembre de 2012

Chaqueta y patucos para Héctor

 
Hace unos 20 días nació, en Madrid, un precioso mozote llamado Héctor (es monisisisiisisisiismo). Es hijo de unos amigos de Madrid, Pili y Jose y ya tiene otro hermanito, Adrián, "el Revolucionario". Con sus 4,350 kg al nacer se convirtió, además de en estrella -por la cantidad de visitas de médicos y enfermeras de la planta-, en el papá de todos los bebés nacidos ése día. Y éso que adelantaron el parto!!!

Como no podía ser de otra manera, Héctor, ha recibido un montón de piropos y regalos de amigos y familiares pero creo que se que queda con el calor de su hermanito, Adrián, al que sigue con su cabecita cuando habla, pues aún no puede ver!

Para que este invierno esté calentito le he echo una chaquetita de lana blanca con adornos y ribetes en azul y patucos a juego. Pensando que era grandecito, y que los niños crecen como la espuma, decidí hacérsela para cuando llegara el frío madrileño, de lana gordita. Ummmm, qué calentito vas a estar Héctor!

Tras mucho buscar modelos por Internet me decidí por uno estupendo de Tejiendo Perú, donde, por cierto, Esperanza tiene colgadas grandes ideas para novatas y esperimentadas en punto y ganchillo.


Detalle del paquete de regalo, chaqueta y patucos

La chaqueta es muy sencilla de hacer pues delantero y espalda se hacen al tiempo. Lo único que tenéis que tener en cuenta es la medida que tiene el niño en el contorno de cintura para los puntos de cadeneta de la base.

El trabajo en sí es muy sencillo: Tras montar los puntos de la cadeneta de base se levanta una primera hilera de puntos altos. Tras ella, se montan, en la siguiente hilera, tres cadenetas y un punto bajo sucesivamente. La siguiente hilera serán de nuevo puntos altos montados sobre los puntos de cadeneta anteriores y así sucesivamente.

Los aumentos que le dan la forma redondeada y el cuello, se hacen sobre los tres puntos que conforman las esquinas. El cambio de lana para los adornos es opcional pero le da un toque muy gracioso en los laterales. Eso sí lleva un poco más de trabajo.



Detalle del cuello
Una vez terminados delantero y espalda hacemos las mangas. Estas son de tipo japonés, es decir rectas, pero se pueden hacer con disminuciones para que queden más ajustaditas. Personalmente a mí me gustan más japonesas porque se pueden hacer un poco más largas para darles una vuelta. Así se pueden aprovechar más tiempo por las mamis. Además la manga de este tipo es muy sencilla para ellas porque la manita aparece en un momento casi sin colocarla. Jajjajja. Hay que pensar en cosas cómodas para todas!!!
Detalle de los patucos
Los patucos son una cosa preciosa!! me encantan. Los he puesto como un accesorio más que como algo útil pues para cuando Héctor estrene la chaqueta los patucos ya no le valdrán, pero ... siempre se pueden colocar en un "cubo marco" como adorno para su habitación pintado de blanco y pequeñito. Menuda idea eh???? 
 






 


Mirad como me quedó la cajita del regalo de mona!!!!
Espero que os guste!!!

Besotes