2 de diciembre de 2014

Un jersey para niño muy especial

A veces, cuando quieres hacer algo muy muy especial, cuando quieres ir más allá con un proyecto, algo con lo que sentirte de lo más orgulloso del mundo por lo bien terminado, con acabados perfectos, puntillas colocadas que parece que han nacido pegadas a la tela y unas costuras que ni poniendo la ropa todos los días del año durante 2 años seguidos se romperían (ele ahí la perfección! jajjajaj) te complicas la vida muchísisisisissimo más de lo necesario. Y os cuento porqué. 

Hace unos días, preparando las fotos para los siguientes post reparé en esta carpeta que nunca he llegado a publicar y lo peor es que no recuerdo porqué, quizá por la calidad de las fotos -las hice con el móvil-, por el fondo rojo -están hechas en un sofá sobre la marcha- o no sé. La cuestión es, que a mí este jersey siempre me encantó y a su dueño también!!! jajajajjaja


Vista general del jersey. Delantero. 


En tonos verdes combinados con blanco, es uno de ésos jerseys que explotas al máximo y no sabes muy bien porqué. Quizá por lo llamativo de los colores, por lo que destacan los pompones del cuello -que los nenes disfrutan chupar hasta que se aburren (jajjajaj)-, por lo liso del tejido,... no sé por qué la verdad, pero es así y el uso que en este caso el nene le ha dado ha sido máximo!!! Madre mía! nos planteamos hasta el alargarle las mangas para que pudiera seguir usándolo! jajajjajaj 


Vista general de la espalda


Como os decía antes, es de los primeros que hice y se nota (jjajajja- aunque no os cuento en qué Shhhhhh- secreto profesional) y aunque a día de hoy lo haría de otra forma al tejerlo -lo demás lo dejaría igual-, me sigue encantando!!! aunque, para nuestra desgracia los nenes crecen tan deprisa que ya no le vale y está guardado en un cajón... -snif, snif,...-. 

Y alguna diréis "venga Eva, déjate de sentimentalismos y cuéntanos como lo hiciste" y tenéis razón, ahí voy. Si os fijáis, el jersey es totalmente simétrico, pues, pese a los adornos en los laterales delanteros, hice coincidir las rayas. Y lo mismo le pasa a las mangas, que siguen el mismo patrón de anchuras y colores que la espalda, por éso, aunque lo miréis mucho hay algo que hace que no te canses: ¡¡¡la simetría!!! 

Además de éso, jugué con los colores y aunque son muy intensos combinan tan bien que enamoran. El verde botella -el fuerte- contrasta muy bien con el verde manzana, mucho más vibrante, al tiempo que lo apaga un poco; mientras, el blanco rompe con los dos anteriores tonos y brilla él solito gracias a los bajos, el cuello y las mangas! vamos, todo un ejercicio de maestría colorimétrica! jajjajajaj


Detalle de la combinación de colores y abertura del cuello


Y... como era para un nene de meses, se me ocurrió que en vez de ponerle botones o corchetes en un hombro podía hacerle una abertura en el delantero, para que fuera fácil de quitar y poner pero además así sería más ¡original!. No del todo satisfecha con el resultado -jajjajaja- le puse esos preciosos pompones que cuelgan -y que se podían quitar en cualquier momento si a la mamá no le gustaban o si molestaban- y que el nene disfrutó como un enano, sabéis ¿cómo? ¡¡arrastrándoles por el suelo!! sisissis su mayor satisfacción era ver cómo seguían su cabeza mientras gateaba y así les ganaba siempre! jajajjaja un estímulo! 

Detalle de los pompones y los adornos laterales en blanco


A que parece una tontería! pues mira tú por donde me llevé una sorpresa de lo más agradable con éso! y la otra sorpresa fue increíble... el nene sonreía un montón con este jersey en especial puesto! y eso era por los colores! porque le llamaban mucho la atención! entre éso y los pompones...

!un trabajo bien hecho! 

Bueno familia! hasta aquí mi aventura de hoy! jajjajajjaj ahora a pensar en la de la semana que viene! jajjajjajaj mientras tanto os mando...

besos, besos y más y más besos!!!

♥♥♥ Eva ♥♥♥



Correo: comodecuento@gmail.com
Pinterest: Comodecuento Eva